Educación y tecnología: relación en doble vía

En el entorno digital actual se debe incorporar la tecnología a la educación a fin de mejorar la eficiencia y la productividad en el aula

La semana pasada se desarrolló en Bogotá una nueva versión del Encuentro Internacional Virtual Educa, un espacio en el que docentes e investigadores de Latinoamérica se dieron cita para compartir, en la gran mayoría de los casos, estrategias pedagógicas que llevan a cabo la implementación de la tecnología en el aula de clases. Durante toda la semana se realizaron conferencias, talleres, paneles y foros en los que quedaron totalmente claras las ventajas de apoyar los procesos educativos con el uso de diferentes herramientas tecnológicas, además de los retos planteados para Colombia por parte del Ministerio de las TIC y el Ministerio de Educación.

“No solo es necesario utilizar la tecnología para la educación, sino también educar para la tecnología”

Sin embargo, una de las apuestas más importantes a tener en cuenta, es la educación para la tecnología. Las tendencias en economía digital demuestran que las profesiones que tienen mayor demanda en la actualidad, así como en el futuro a corto y mediano plazo, serán las relacionadas con las tecnologías de información. Esto no quiere decir que las demás disciplinas no tendrán importancia, precisamente, de lo que se trata la economía digital es de soportar todos los sectores económicos con aplicaciones, plataformas y sistemas que permitan facilitar la comercialización, producción e implementación de los distintos procesos. De esta manera, no solo es necesario utilizar la tecnología para la educación, sino también educar para la tecnología.

Actualmente se están implementando metodologías pedagógicas para enseñar programación informática en los colegios, incluso desde niños de muy temprana edad. La antigua clase donde se enseñaba a usar Word y Power Point, ha evolucionado al punto que niños de 5 años están aprendiendo a programar. Esto es muy importante, puesto que se crean estructuras mentales que permiten el desarrollo de la creatividad para la solución de problemas.

Desde hace varios años, se han venido haciendo pruebas en las que se ha demostrado que muchas actividades han empezado a realizarse mejor por máquinas que por seres humanos. En poco tiempo, esta tendencia será tan masiva que varias actividades empezarán a desaparecer de la lista de tareas que pueden desarrollar las personas, por lo que los profesionales deben volverse lo suficientemente buenos en otras actividades en las que será muy difícil que las máquinas superen a los humanos: negociación, resolución de conflictos, trabajo en equipo, entre otras.

No obstante, es necesario que todas las personas dirijan su agenda disciplinaria de la mano con el desarrollo tecnológico. Gran cantidad de procesos de sus profesiones serán desarrollados por sistemas de información y plataformas tecnológicas, por lo que abogados, psicólogos, músicos, comunicadores, arquitectos y la totalidad de los profesionales deben empezar a conocer, no solo las tendencias digitales que fortalecen la competitividad de sus sectores económicos, sino también conocer lo básico de desarrollo de herramientas informáticas para tener claridad de hasta dónde puede llegar el alcance del soporte de estas tecnologías.

Es pertinente, importante y necesario que estudiantes de la fase escolar y de la fase profesional de todas las disciplinas reciban formación en Internet de las Cosas, Big Data, Inteligencia Artificial y todas las tendencias tecnológicas que surgen día a día.

 

César Viloria

Ingeniero Electrónico – Profesor de la Universidad del Norte

@CesarViloriaN

Deja un comentario