¿Cómo proteger sus datos personales en Internet?

La ciberdelincuencia es una realidad que obliga a los usuarios a tomar medidas de prevención al momento de navegar en la web.

Tras los últimos ataques y virus originados por grandes y expertos hackers en la red, los usuarios normales tienen un poco de miedo y reticencia sobre qué pasará con sus datos personales al momento de navegar por la red.

La mayoría de los usuarios sigue los parámetros básicos de seguridad, sin embargo, la mayoría de las personas desconoce que estas medidas no son suficientes para terminar de proteger sus datos.

Existen algunas pautas que pueden implementarse a fin de que los usuarios se sientan un poco más seguros y dificultar la tarea de quienes como hobby se dedican a robar los datos personales de terceros:

• Actualización: es vital tener actualizados en los dispositivos móviles tanto software como las aplicaciones utilizadas. Estas actualizaciones mayormente vienen con corrección de errores y mejoras en seguridad, es por ello que si no se mantienen actualizadas las apps los usuarios no podrán tener una mayor protección.

• Sitios webs: se deben visitar siempre páginas webs de confianza, estas deben tener la “s” después del http en su dirección web, deben contar con el famoso candado de seguridad o tener el sello de calidad como el de Confianza Online. Si las webs no disponen de estas formas de seguridad, los usuarios deben navegar con cuidado y facilitar el menor número posible de datos personales.

• Phishing: esta es una acción fraudulenta donde se intenta conseguir datos personales a través del correo electrónico. Normalmente va dirigido a grandes grupos de personas para intentar engañar a los destinatarios y dar una falsa apariencia de ser real. Es por ello que nunca se debe proporcionar información a personas desconocidas a través del mail.

• Redes sociales: se recomienda no aceptar usuarios desconocidos en las redes sociales, ya que detrás de ese perfil (el cual puede ser falso) se puede encontrar una persona con malas intenciones, que intente tomar el control de sus redes y ordenador para obtener su información.

• No repetir contraseñas: se debe tener una contraseña diferente para cualquier sitio donde se esté registrado: correo personal, correo laboral, redes sociales. Si resulta difícil recordar todas las claves, se recomienda el uso de gestores de contraseñas que ayudarán a las personas con esta función.

• Acceso desde lugares públicos: es importante que los usuarios tengan mucho cuidado al acceder desde lugares que ofrecen un ordenador para poder conectarse a Internet, ya que se desconoce qué usos ni tipos de seguridad tienen dichos equipos. Es por ello que se recomienda no ingresar en sitios personales mientras se utilicen este tipo de conexiones.

• Sitios de pago: en la mayor medida posible, se recomienda el uso de paypal. Este sistema sirve de cortafuegos entre el comprador y el vendedor, siendo uno de los sitios más fiables que hay en el momento. Sin embargo se debe estar alerta en casos de pagos recurrentes. En caso de que los usuarios deban pagar forzosamente en una web no tan confiable, se recomienda utilizar tarjetas que cuenten con un crédito bajo, por mayor seguridad en caso de que sean duplicadas o clonadas.

• Recepción de correos: una de las principales medidas de seguridad para el manejo de correos electrónicos es tener cuidado con los títulos de los mails que se reciben. La mayoría de los mensajes cuyo propósito es cometer algún delito, tiene como asunto algo como: “su cuenta ha sido congelada” o “tenemos que confirmar sus datos”. Además de ello se recomienda leer bien los mensajes recibidos, una empresa no puede mandar un mail con faltas de ortografías y sin identificarse bien con el nombre completo de esta.

• Cerrar sesión: al utilizar algún ordenador o dispositivo móvil que no es el propio, es fundamental recordar siempre cerrar las cesiones que se han abierto, ya que jamás se puede saber cómo puede actuar el dueño de ese equipo.

• Cubrir las webcams: las cámaras web pueden ser hackeables, es por ello que las personas deben cubrirlas cuando no estén en uso ya que nunca se puede saber si alguien está espiando a través de ellas para recopilar cualquier información de los usuarios.

• Tener una copia de los datos personales: los usuarios deben tener siempre una copia de todos sus datos importantes en sistemas de almacenamiento externos como discos duros o usb en caso de que sean víctimas de robo de información, virus o cualquier otro incidente.

 Biometría: se recomienda incluir en los dispositivos móviles opciones de acceso con huellas dactilares, ya que una contraseña es posible ser averiguada pero una huella dactilar es única.

Los usuarios que no estén implementando hasta el momento algunas de estas medidas deberán considerar su pronta aplicación a fin de proteger efectivamente sus datos personales en Internet.

Edith Gómez
Editora en Gananci, especializada en comunicación online
Twitter: @edigomben

Deja un comentario